Blog

10 formas de mejorar la salud en la empresa

Tiene muchas ventajas preocuparse por la salud de los empleados, por supuesto para ellos, pero también para la empresa. Promover hábitos saludables repercutirá en trabajadores con una mejor salud, con menos ausencias por enfermedad, lo que influye directamente en los resultados de la empresa.

Pero no solo eso, las empresas que se preocupan por la salud de sus trabajadores también son vistas como mejores organizaciones para trabajar. Sus empleados, además, están más comprometidos porque valoran ese interés por su salud como algo muy positivo.

Si eres el dueño de una empresa o trabajas en el departamento de recursos humanos esto te interesa. Si eres un trabajador, también, porque te servirá para convencer a tus jefes de la importancia de cuidar de la salud de sus empleados.

Promueve una alimentación saludable

Organiza cursos de alimentación saludable con recetas fáciles de cocinar para persona con poco tiempo. Llevar una vida ajetreada es uno de los mayores desencadenantes de seguir una mala dieta. Con ciertos conocimientos básicos sobre cómo alimentarnos y cómo cocinar se puede seguir una buena dieta incluso aunque estemos muy ocupados. Esta iniciativa es muy recomendable sobre todo si los trabajadores de tu empresa llevan el “taper” para comer en la oficina.

Sustituye los snacks de la maquina por fruta fresca

Incorpora a las maquinas de vending, junto a los snacks, opciones más saludables, como fruta fresca. De esta forma cuando tengan hambre entre comidas podrán seguir cuidándose sin tener que caer en consumir comida basura.

Organiza actividades físicas

Si eres una empresa con capacidad para organizar actividades dentro de las instalaciones, piensa en ofrecer yoga, pilates o alguna otra actividad física. Este tipo de actividades se puede hacer en una sala multiusos, que solo necesitarás ocupar durante una o dos horas varias veces por semanas. Si tienes espacio suficiente y presupuesto monta un pequeño gimnasio, tiene la ventaja de que pueden utilizarlo a cualquier hora sin tener que esperar a las actividades programadas.

Si no hay espacio dentro de las instalaciones de la empresa ofrece bonos para gimnasios. Si tampoco tienes presupuesto para pagar un bono de gimnasio a los empleados, habla con gimnasios de la zona. Será fácil que llegues a un acuerdo con ellos para que hagan un descuento a tus empleados, porque a cambio está promocionando su gimnasio dentro de tu empresa.

Participa en torneo deportivos

En muchas ciudades existen torneos deportivos en los que participan equipos de empresas. Puede ser una liguilla de futbol, baloncesto, torneos de padel…Este tipo de actividades tienen un valor añadido para la empresa, ayudan a unir a los miembros del equipo y fomentan el compañerismo.

Promueve hábitos saludables

Genera una cultura de cuidar la salud, recordando hábitos saludables. Puedes recordarlos en la firma de tus emails, en la newsletter corporativa, en el tablón de anuncios, en la intranet… Cualquier medio que utilices para comunicarte con los empleados es un buen lugar para insertar “cuñas publicitarias” sobre el cuidado de la salud.

Organiza eventos saludables

Todavía puedes ir más allá y organizar eventos y formaciones para la salud, para enseñar mejor alimentación, cómo sentarse bien, cómo utilizar las mesas adaptables en altura, cómo realizar ejercicios de estiramiento

Enseña a gestionar el estrés

El estrés es una de las principales enfermedades en el trabajo. Trabajar con altos niveles de estrés, sino a corto plazo a largo plazo, puede derivar en problemas de salud mayores. Forma a los empleados en gestión del estrés. El primer paso es reconocerlo para poder poner los medios adecuados. Muchas veces no es sencillo identificar que se está una situación de estrés y cuando uno se da cuenta ya está avanzado el problema. Una formación con las claves para identificar y gestionar situaciones de estrés será muy útil.

Crea un espacio libre de estrés

Si tienes espacio, crea una sala para la relajación, no es necesario que sea muy grande. La idea es disponer de un espacio donde uno pueda desconectar, relajarse y no sea molestado durante unos minutos. Puedes montarla como una sala de meditación, siguiendo algunos conceptos Feng Shui, con algún elemento natural como plantas, troncos de bambú, una fuente y cojines de colores cálidos.

Invierte en ergonomía

Ocho horas al día sentados frente a la pantalla del ordenador, son muchas horas, sobre todo si estamos incómodo. Pero además de la comodidad hay que preocuparse de mantener la postura adecuada para que nuestra espalda no sufra. Las sillas y mesas adecuadas facilitan mantener una postura correcta. Antes de comprar mobiliario asegúrate no solo de que encaja decorativamente con el ambiente de la oficina, también de que sea ergonómicamente adecuado.

Proporciona standing desks

Invertir en salud para los trabajadores de la empresa es beneficioso para todos y ya ves que hay muchas formas de hacerlo. Todas las acciones orientadas a crear una cultura y hábitos saludable dentro de la empresa aportarán beneficios para ambos, empleados y empleador.

Siguiendo con la ergonomía, merece la pena tener standing desks, o mesas adaptables en altura, para que los empleados puedan intercalar periodos de tiempo sentados con otros de pie. Tiene muchos beneficios para la salud trabajar de pie que no deben de ser ignorados. El sedentarismo es el causante de muchos problemas de salud: mayor riesgo de enfermedad cardíaca, sobrepeso, aumento de los niveles de azúcar en sangre… Trabando con un standing desk se pude reducir el tiempo que pasamos sentados y mejorar nuestra salud.