Blog

Aumenta la productividad trabajando en un standing desk

[vc_row][vc_column][ultimate_heading main_heading=”Standing desk y productividad” heading_tag=”h3″ alignment=”left” margin_design_tab_text=””][/ultimate_heading][vc_column_text]Un estudio de la Universidad Texas A & M descubrió que los empleados que usaban standing desk eran un 46% más productivos que los empleados que utilizaban escritorios tradicionales, permaneciendo sentados durante toda la jornada laboral. Este estudio, no ha dejado indiferente a nadie, unos han salido rápidamente a cambiar sus hábitos de trabajo y a comprar standing desks, ¿quién no querría ser más productivo con tan poco esfuerzo? Pero mientras tanto, otros tomaban el estudio con más cautela.

El estudio se realizó con un grupo muy específico de personas, empleados de call center.  Los empleados que tenían escritorios ajustables en altura eran todos empleados nuevos, con solo unas pocas semanas de experiencia en el trabajo. Además, solo recibían llamadas de nuevos clientes, mientras que los empleados con más experiencia que estaban sentados solo recibían llamadas de antiguos clientes. Los teleoperadores, en promedio, resolvieron con éxito 0,57 llamadas por hora, mientras que los empleados que tenían la opción de trabajar de pie resolvieron 1,26 llamadas por hora, pero la naturaleza de las llamadas era totalmente diferente.

No existe un consenso sobre standing desks y productividad. Callaghan y Karakolis, de la Universidad of Waterloo (Canadá) analizaron ocho estudios sobre la relación entre los escritorios de altura ajustable y la productividad. Tres de los estudios mostraron un aumento en la productividad, cuatro de ellos no mostraron ningún efecto y uno informó de resultados mixtos.

La relación entre productividad y la utilización de este tipo de escritorios no parece ser tan directa. Pero las estaciones de trabajo de altura ajustable tienen muchos otros beneficios relacionados con la salud.

Tanto estar de pie como tomar descansos son beneficiosos para la salud física. “Estar de pie aumenta el gasto calórico en aproximadamente un 30% con respecto a estar sentado. Tomar descansos regulares al sentarse (alternar la postura, ponerse de pie, estirar, etc.) ha demostrado reducir el malestar musculoesquelético, reducir la fatiga y la rigidez y aumentar el flujo de sangre.” dice Lucas J. Carr, profesor del Departamento de Salud y Fisiología Humana de la Universidad de Iowa.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_heading main_heading=”Salud y productividad” heading_tag=”h3″ alignment=”left” margin_design_tab_text=””][/ultimate_heading][vc_column_text]Quizás no se haya podido establecer todavía una relación directa entre productividad y la utilización de standing desk, pero sí parece existir una influencia indirecta. Un informe elaborado por Limeade y Quantum Worplace, sobre el impacto de los beneficios de salud y bienestar en el compromiso de los empleados, desvela resultados interesantes.

Cuando los empleados sienten que su empleador se preocupa por su bienestar, están un 38% más comprometidos con el trabajo. Ofreciendo escritorios de trabajo ajustables en altura, pelotas de yoga, cintas de correr, bicicletas…, las organizaciones demuestran claramente que se preocupan por el bienestar de sus empleados.

Pero el efecto es doble, no solamente se aumentará el compromiso con el trabajo al percibir que la empresa se preocupa por su bienestar. Además, estas acciones mejorarán la salud de los empleados, lo que repercutirá en un menor absentismo por motivos de salud.

El compromiso con el trabajo y menos ausencias son factores que tienen un impacto directo sobre la productividad de los empleados.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_heading main_heading=”Cómo ser más productivo utilizando un standing desk” heading_tag=”h3″ alignment=”left” margin_design_tab_text=””][/ultimate_heading][vc_column_text]No se trata de utilizar todo el día el escritorio para trabajar de pie, pero si de alternar con momentos sentados y, por supuesto, con descansos.  Trabajar todo el día de pie también tiene sus inconvenientes y peligros para la salud. Lo importante es no permanecer en la misma postura durante 8 horas al día. Cambiar de postura es la clave.

Existe muchas tareas que se pueden hacer de pie incluso sin contar con un standing desk. Si ya cuentas con un standing desk te habrás dado cuenta que tienes preferencias por hacer algunas tareas de pie y otras sentado. Si no, es hora de probarlo.

Para ser más productivos es conveniente conocer que tipo de tareas preferimos hacer cómo y dónde. Sabemos que dar un paseo nos ayuda a desbloquearnos y quizás volver a nuestro sitio con nuevas ideas. Pero no todas las personas somos iguales y lo que unos hacen más rápido y mejor sentados y escuchando música, a otros les resulta mejor hacerlo mientras están de pie y en silencio.

Elabora una lista de tareas y escenarios en las que puedes realizarlas. Prueba las distintas opciones antes de sacar conclusiones. Así, si una de las tareas es responder a emails, prueba a hacerlo de pie, sentado, incluso caminando con el smartphone. Al finalizar la tarea, completa un registro en el que puntúes tu nivel de productividad, valorándolo del 1 al 10. El momento del día es, también, muy importante.

Se trata de hacer una pequeña auditoría sobre cómo empleas tu tiempo y en qué postura te encuentras.

Tarea Postura/Lugar Hora del día Tiempo dedicado Nivel productividad (1 a 10)

Haciendo este análisis durante una semana, te ayudará a determinar tu productividad en función del tipo de tarea y la postura, de pie o sentado. Una vez realizado podrás planificar mejor tu día a día, para pasar horas sentado y horas de pie, siendo productivo en todo momento.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Leave a Comment